fbpx

Consejos de bioseguridad frente al coronavirus para Residencias de la Tercera Edad

NOTA: Este es un texto en continua revisión y actualización. Estas leyendo la Versión 6 (12/5/20). Su objetivo es ayudar a prevenir contagios de la COVID-19 en Residencias de la tercera edad. Si quieres que te avisemos cuando el texto se actualice, rellena el siguiente formulario de contacto. AVISO DE ACTUALIZACIÓN

Antes de dedicarme a la divulgación científica, trabajé durante 13 años como Directora Veterinaria de un Animalario de un prestigioso centro de investigación del CSIC. Un animalario es una instalación donde se crían y mantienen animales utilizados en investigación científica. Gran parte de estas instalaciones establecen barreras sanitarias, que son medidas que tanto en las instalaciones, como en los protocolos de trabajo, tratan de impedir que los animales se contagien con agentes patógenos que podrían afectarles. Así, el personal que trabaja en estas instalaciones está sujeto a normas estrictas y muy estudiadas para no portar agentes infecciosos del exterior, ni propagar infecciones en el interior de las instalaciones.

Tengo una amiga propietaria de una muy cuidada y familiar residencia de ancianos llamada El Paular, en Alicante, donde ya le he dicho que me pido plaza en un futuro por el mimo y el cariño con el que tratan a sus residentes. Aunque ellos adoptaron medidas muy tempranas y eficaces, me contaba las dificultades a las que se estaba enfrentando con la crisis actual del COVID-19. Entonces fui consciente de que mi experiencia en el manejo de barreras sanitarias podría serle de mucha utilidad, ya que los conceptos utilizados en los animalarios de barrera son perfectamente extrapolables a estas instalaciones extremadamente sensibles en estos momentos. En ellas es necesario establecer protocolos de trabajo y adaptar las instalaciones para impedir que los residentes se contagien con el virus SARS-Cov-2 (en adelante coronavirus), y al mismo tiempo proteger a sus trabajadores.

Por ello, le ayudé a revisar sus protocolos y a incrementar las medidas de seguridad de su residencia. Pensando que estos conocimientos puedan ser de utilidad para otras residencias en su misma situación, me he animado a escribir este post. Éste ha sido revisado por compañeros y amigos del sector de los animales de laboratorio, que han hecho excelentes aportaciones para mejorar este texto, que está en continua revisión. Ell@s son excelentes profesionales, cuyo trabajo, muchas veces sin visibilidad social, es absolutamente vital para el desarrollo de la investigación científica. Y ahora pensamos que con nuestros conocimientos también podemos poner nuestro granito de arena en ayudar a los más vulnerables en la crisis del coronavirus, que son nuestros mayores. Así que mi eterno agradecimiento a todos los revisores de este texto, entre otros: Sandra Barbosa (Veterinaria, Diplomada ECLAM, Universidad Autónoma de Barcelona), Dra. Elena Hevia (Veterinaria, Directora del Animalario del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa), Sonia Segura (Veterinaria, Universidad Miguel Hernández), Juan Ramos  (Veterinario, Universidad Autónoma de Barcelona), Isabel Blanco (Veterinaria, Directora del Animalario del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas), Dr. Garikoitz Azkona, (Veterinario, Universidad del Pais Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea), Dr. Enrique de Madaria (Médico, especialista en Aparato Digestivo Hospital General de Alicante), Clara Muñoz (Veterinaria, Junta de Andalucía), Helena Paradell (Directora Veterinaria en Zoetis) y Sergio Ferreiro (Director del Animalario de la Universidad Rey Juan Carlos), Marina Peña Penabad (Directora Veterinaria, Universidad de Vigo) y AEBIoS (Asociación Española de Bioseguridad).

 



Las guías y recomendaciones oficiales disponibles sobre la crisis COVID-19 referentes a las residencias de mayores, a fecha de la escritura de este post (8 de abril de 2020) son:

Guía de prevención y control frente al COVID- 19 en residencias de mayores y otros centros de servicios sociales de carácter residencial

Orden SND/265/2020, de 19 de marzo, de adopción de medidas relativas a las residencias de personas mayores y centros socio-sanitarios, ante la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public/q-a-on-infection-prevention-and-control-for-health-care-workers-caring-for-patients-with-suspected-or-confirmed-2019-ncov

La Unidad Militar de Emergencias del Ejército de España ha publicado unos vídeos, en los que he tenido el inmenso honor de colaborar, para ayudar a implementar estas medidas:

Plan de aislamiento y sectorización 

Equipos de Protección Individual

Desinfección

Así mismo el Ministerio de Sanidad de España, publica y mantiene actualizada una excelente recopilación de la información científica-técnica disponible.

Estamos muy contentos de que el Periódico El Mundo se haya hecho eco de esta guía: Del animalario a las residencias de mayores. Bioseguridad para evitar los contagios por coronavirus.

Si quieres saber más sobre porqué un animalario puede ser extrapolable a una  residencia de ancianos, te invito a ver este webinar de la serie R de Responsable organizado por la Universidad Miguel Hernandez, en el que desarrollo este concepto y explico de manera muy visual muchos de los conceptos desarrollados en esta guía.

curso coronavirus

 

 

CURSO CORONAVIRUS:

¿QUÉ SABEMOS Y QUÉ PODEMOS HACER PARA PREVENIR EL CONTAGIO?

 

1. ¿Qué es una barrera sanitaria y por qué es importante en una Residencia de la Tercera Edad en la crisis del Coronavirus?

 

En una Residencia de la Tercera Edad que se encuentra libre de coronavirus el principal objetivo de biocontención en el contexto actual, es que el coronavirus no entre en la instalación, lo que implica establecer lo que denominamos BARRERAS DE ENTRADA. El coronavirus puede entrar a través de personas o de objetos que vehiculicen el agente al estar contaminados con el mismo (fómites).

En el caso de que ya existan residentes afectados por COVID-19, es de extrema importancia que éstos sean aislados del resto y se alojen en un área lo más apartada e independiente de la otra. Es lo que llamamos una CUARENTENA y en ella hay que establecer una BARRERA DE SALIDA, es decir, medidas que impidan que el virus salga del área de cuarentena y contamine al resto de la instalación (medidas de biocontención). Dada la gran vulnerabilidad de los residentes al agente infeccioso es más que aconsejable tener prevista y preparada esta zona de cuarentena, antes de esperar a que haya contagios, y ensayar previamente los protocolos de contención.

2.  BARRERAS DE ENTRADA

2.1 Personal.

2.1.1 Requisitos sanitarios

 

El SARS-CoV-2 es un virus que puede transmitirse de humano a humano tanto en su fase clínica, es decir, cuando hay síntomas evidentes de la enfermedad, como en el periodo de incubación, antes de que la enfermedad se manifieste y posterior al ésta (1-4). Además, cada vez hay más evidencia científica de la contribución de personas asintomáticas a la distribución del virus. Los últimos datos apuntan a que el porcentaje de personas contagiadas que son asintomáticas podría estar cerca del 75% (5, 6). Este campo está en continua investigación y cada vez hay disponibles más datos al respecto.

Las normativas oficiales prohíben las visitas externas en la situación actual, por lo que se deberán extremar las precauciones con el personal propio de la instalación.

Es de vital importancia que el personal no sea portador del coronavirus. Por tanto, los trabajadores con síntomas compatibles no deben acudir a trabajar y se debe hacer especial hincapié en descartar posibles portadores asintomáticos. Para ello, es imprescindible hacer análisis por medio de técnicas que evidencien la presencia del virus, como la reacción en cadena de la polimerasa, en inglés PCR (polymerase chain reaction) tan comentada en los medios de comunicación durante las últimas semanas. Sin embargo, la coyuntura actual dificulta el acceso a estas pruebas. Espero que esto se resuelva lo antes posible y el personal de las Residencias de la Tercera edad se considere prioritario a la hora de acceder a este tipo de control analítico, dado su contacto íntimo con el sector más vulnerable de la población. Una posibilidad viable para las residencias es la de evaluar el riesgo del personal que trabaja en estas instalaciones, trazando sus contactos. De esta forma, y obedeciendo a un principio de prudencia, un trabajador que haya estado en contacto directo con algún enfermo confirmado o caso posible, no debería acudir a la residencia. Ante los problemas de falta de personal es importante que se generen bolsas de empleo de ágil gestión para poder cubrir estos huecos con presteza y dar tiempo a los trabajadores para incorporarse de nuevo a su puesto sin riesgo.

El Ministerio publica una guía, que mantiene actualizada sobre la interpretación de las pruebas diagnósticas, en base al conocimiento científico que se va generando. Se puede descargar en este enlace: https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos/INTERPRETACION_DE_LAS_PRUEBAS.pdf



2.1.2 Procedimiento de entrada y salida de la instalación

 

El establecimiento de procedimientos para la entrada de los trabajadores en la instalación puede ayudar a contener la entrada del virus. Escalonar la entrada de trabajadores evitará acumulaciones de personal que podrían propiciar la transmisión del mismo.

  • Los trabajadores deberían entrar a la instalación con el menor número posible de objetos personales. No deberían llevar reloj, anillos, pulseras ni otros abalorios.
  • En la entrada a la instalación es conveniente tener geles desinfectantes de manos, a ser posible de dispensación automática para evitar el contacto con el envase. Si esto no fuera posible, al menos se debería utilizar papel desechable para presionar el dispensador o bien presionar con el antebrazo. La OMS recomienda dos formulaciones para la desinfección de manos, una basada en un 85% de etanol y otra en un 75% de isopropanolol (7). Ambas tienen eficiencia probada en coronavirus en general (8) y han sido recientemente testadas para probar su eficiencia con el virus SARS-Cov-2 específicamente (9).
  • En este punto también es aconsejable poder hacer un cambio de calzado por uno de uso exclusivo en la instalación o en su defecto instalar un pediluvio con alguno de los desinfectantes indicados en el apartado 3 o una alfombra retenedora de partículas. Existen zuecos lavables alta temperatura (y esterilizables) que se pueden lavar a diario.
  • El trabajador debería ir directamente a la zona del vestuario, que idealmente debe de estar lo más cerca posible de la puerta de entrada.
  • En el vestuario se deberían quitar toda la ropa de calle y guardarla en una taquilla distinta a la de la ropa de trabajo. La ropa de calle no ha de contactar con la ropa de trabajo en ningún momento. Si la ropa de calle tuviera que transportarse a otro lugar, debería introducirse en una bolsa de plástico.
  • Idealmente el trabajador debería ducharse con agua y jabón en una ducha exclusiva para el personal, antes de vestirse con su uniforme de trabajo. Si el personal lleva gafas de visión estas deberían lavarse con agua y jabón aprovechando este momento.
  • El vestuario laboral debería ser de uso exclusivo en el centro y lavarse y desinfectarse diariamente tras la jornada laboral en el propio centro o en una empresa externa de lavandería pero nunca en el domicilio del trabajador.
  • La ropa de trabajo de un trabajador que no esté en contacto directo con residentes contagiados, debería consistir al menos en pijama,  guantes de nitrilo, gorro y mascarilla quirúrgica (a menos que se maneje a infectados, véase más adelante). Todas las partes no desechables del vestuario se deben poder higienizar convenientemente.
  • Las mascarillas quirúrgicas contienen la dispersión del agente, pero es importante realizar un buen uso de ellas (10):
        • Colocar la mascarilla minuciosamente para que cubra la boca y la nariz y anudarla firmemente para que no haya espacios de separación con la cara.
        • No tocarla mientras se lleve puesta.
        • Quitársela con la técnica correcta (desanudándola en la nuca o estirando ambos elásticos alrededor de las orejas, sin tocar su parte frontal). Es aconsejable retirarla agachando la cabeza y doblando la espalda, de manera que al soltar el último lazo (el de arriba) se separa de la cara y cae hacia adelante sin tocar ni el delantal ni la cara.
        • Después de quitarse o tocar inadvertidamente una mascarilla usada, lavarse las manos con una solución hidroalcohólica, o con agua y jabón.
        • En cuanto la mascarilla esté húmeda sustituirla por otra limpia y seca.
        • No reutilizar mascarillas de un solo uso
  • El personal que lleve puestas gafas de visión durante su jornada laboral no debería tocarse las gafas en ningún momento y desinfectarlas con etanol al 70-80% rociándolas con un spray y esperando 5-10 minutos antes de retirar el alcohol para volver a ponérselas justo antes de que vayan a abandonar el edificio al acabar la jornada.
  • A la salida del centro se debería hacer el proceso a la inversa, dejando la ropa en un lugar adecuado para su limpieza. Después de quitarse la ropa contaminada, es  un momento muy importante para lavarse las manos primero y luego la cara. Un buen hábito es también sonarse la nariz, y hacer gárgaras.
  • El uso de pictiogramas facilita enormente la cumplimentación de las normas. Habrá que adaptarlo al protocolo final adoptado por el centro. En este enlace se puede descargar un ejemplo en archivo ppt que permite utilizar las imágenes para adaptarlas al centro.
  • En la primera parte de este vídeo de la Unidad Militar de Emergencias, se puede desarrolla este aspecto:

2.2 Fómites

 

Diversos estudios han demostrado que el coronavirus es capaz de permanecer en objetos hasta 72 horas, en función del material, la temperatura y la humedad ambiental (11, 12). Por tanto, es posible la transmisión por fómites, que son objetos inanimados que pueden potencialmente vehiculizar el agente.

Para minimizar el riesgo de transmisión por fómites se recomienda:

  • Minimizar el número de objetos personales que el personal introduzca en las instalaciones.
  • Recepcionar el material de proveedores en la entrada de la instalación, retirar los embalajes de cartón con guantes y desecharlos. Desinfectar el embalaje primario, (plástico, vídrio, metal…) conforme a lo descrito en el punto de limpieza y desinfección.
  • Desinfección frecuente de objetos que se toquen mucho como teléfonos, pomos de puertas, etc.

2.3 Circulación de los residentes en el centro

 

La Guía de prevención y control frente al COVID-19 en residencias de mayores (versión del 24 de marzo 2020), establece que se clausurarán las zonas comunes de la residencia para disminuir al máximo la interacción entre los residentes, pero deja abierta la opción de  la organización de turnos que permitan mantener una distancia de seguridad entre los residentes de 2 metros y con una limpieza oportuna entre un residente y el siguiente.

Existe un método usado en animalarios donde se manejan patógenos realmente graves que podría adaptarse a este caso.  Consiste en dividir la población en  grupos más pequeños que solo puedan coincidir en zonas comunes de forma coordinada. Cada vez que el personal entra en contacto con estos grupos, desinfectaría las zonas comunes y se cambiaría de ropa, tratando al siguiente grupo con material diferente.  Si existiera suficiente disponibilidad también se podría asignar personal específico a cada grupo. De esta manera si surgiera un positivo en uno de los grupos, sería más fácil hacer la trazabilidad de sus posibles contactos para tratarlos en consecuencia. Un sistema de turnos de personal de 7 días, si es viable, es muy apropiado para detectar personal contaminado antes de un posible contagio colectivo.

Idealmente tras la atención entre residente y residente se deberían cambiar de guantes y si hubiera disponibilidad, de batas desechables. Si esto no es posible, al menos se debería hacer una lavado cuidadoso con agua y jabón de manos y antebrazos y desinfección con geles hidroalcohólicos.

3. LIMPIEZA Y DESINFECCIÓN DEL CENTRO


Se deben intensificar las tareas de limpieza y desinfección habituales con especial atención a zonas de acceso y alto tránsito.

Los estudios de persistencia medioambiental y sensibilidad a desinfectantes realizados específicamente con el virus SARS-CoV-2 demuestran que no es detectable cuando se expone a temperaturas mayores de 70 ºC durante 5 minutos y a temperaturas de 56 ºC, 30 minutos (12), por lo que un lavado de ropa a ciclo completo entre 60 y 90 ºC inactivaría el virus. La lejía se inactiva con el calor, por lo que no se debería utilizarse este producto de manera simultánea con el lavado a estas temperaturas, pudiéndose emplear o antes o después.

La lejía doméstica es un desinfectante accesible, que se ha demostrado efectivo en inactivar el virus en una dilución 1:50 (0,1%) en un minuto (12, 13). Para prepararlo se debe diluir 20 ml por cada litro de agua. Si se deja una mezcla de lejía diluida en un spray para desinfectar superficies hay que procurar que el bote sea opaco a la luz y cambiar la dilución con frecuencia, al menos cada dos días, ya que ésta pierde efectividad pasado ese tiempo y con la luz.

El alcohol etílico 70-95% también es eficaz para inactivar los coronavirus entre 30 segundos y un minuto (13). Es importante indicar que se debe rociar por completo el objeto a desinfectar, dejándolo “mojado” con el alcohol en toda su superficie y permitir que actúe un tiempo de al menos 1 minuto tras la aplicación y no eliminarlo inmediatamente.

La UME ha elaborado un vídeo donde explica visualmente estas  medidas de limpieza y desinfección:

Para saber más:

La persistencia ambiental y la eficiencia de estos y otros desinfectantes, de los coronavirus en general ha sido revisada por Kampf y colaboradores (13). En un artículo reciente, Chin y colaboradores (12), evalúan estos mismos parámetros para el virus Sars-CoV-2.

El Ministerio de Sanidad publica una lista de desinfectantes con efecto virucida (agentes que inactivan virus en general) que se actualiza periódicamente:

https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos/Listado_virucidas_PT2_ambiental.pdf

4.  ALIMENTACIÓN

 

En estos momentos hay que llevar especial atención a las normas de higiene en la manipulación de alimentos:

  • Lavarse las manos antes de empezar a cocinar y cada vez que se cambie de un alimento crudo a uno cocinado.
  • Cocinar completamente los alimentos (63 ºC durante 4 minutos o un valor equivalente).
  • Sumergir los vegetales y la fruta durante 5 minutos en agua potable con lejía de uso alimentario (2 ml por litro de agua 0,01%) para después aclararlas con abundante agua corriente. Es importante asegurarse que la lejía es apta para uso alimentario, lo indica en la etiqueta.
  • Mantener unas buenas prácticas de manipulación de los alimentos conservándolos a las temperaturas adecuadas y enfriándolos rápidamente si no van a consumirse de inmediato
  • Limpiar y desinfectar los utensilios, los cubiertos y la vajilla utilizados en el lavavajillas, ya que éste alcanza altas temperaturas que inactivarán el virus.
  • Mantener limpias y desinfectadas todas las superficies donde se manipulen los alimentos, con las pautas mencionadas de lejía o alcohol.

El personal de cocina seguirá los mismos protocolos de acceso a la instalación que el resto de personal, duchándose, cambiándose de ropa a diario, y trabajará con mascarillas y guantes.



5.  CUARENTENA

 

En caso de que alguno de los residentes sufra la enfermedad COVID19 se deberá alojar en una zona distinta. Para ello se debería buscar un área de la residencia lo más independiente posible del resto y lo más autónoma en su funcionamiento. El objetivo es crear una barrera para que el agente infeccioso no salga y contamine al resto de la instalación.

    • Idealmente no debería compartir ventilación con el resto de la instalación y a ser posible tener una entrada independiente.
    • Al menos deberá tener una puerta de acceso al área que deberá permanecer cerrada. Se deben evitar corrientes de aire desde la cuarentena al resto de la instalación.
    • El personal que atienda a estos enfermos debe ser exclusivo y no atender a residentes no afectados.
    • Los EPIS (equipos de protección individual) de este personal deberán protegerle del contagio: batas impermeables o monos de protección Tyvech o similares, gafas o pantallas protectoras, gorros, mascarillas FPP2 o FPP3 sin válvula de expiración, y guantes de nitrilo (preferiblemente doble), acoplados por encima de la manga, previniendo que la muñeca no quede expuesta. Es importante que el calzado sea exclusivo de la zona de cuarentena (distinto del de calle y del resto de la residencia. Se puede dejar el calzado de uso en el resto de la residencia en el pasillo, a la salida de la zona de cuarentena). En esta guía china de consejos de la Zhejland Universite  School of Medicine (en inglés), se pueden bien infografías muy útiles de cómo ponerse y quitarse los EPIS: Handbook of COVID-19 Prevention and Treatment. 

  • El personal se deberá duchar al final de su jornada en un baño del interior de la cuarentena, no compartido con los residentes.
  • A ser posible, la ropa se deberá lavar en una lavadora independiente al resto de los residentes. Lo ideal sería que esta pudiera estar dentro de la cuarentena. En caso de no poder hacerse, la ropa saldrá embolsada en bolsas de seguridad biológica y lavarse a elevada temperatura en una lavadora independiente del resto de la ropa.
  • El calzado usado en la zona de cuarentena se dejará dentro de la zona de cuarentena. Se colocará un cubo de basura dentro de la zona de cuarentena al lado de la salida para tirar bata, guantes, mascarilla. Si alguno de los materiales es reutilizable (gafas de protección o bata susceptible de ser lavada) se colocará también un cubo para introducir este material para ser lavado posteriormente. El vaciado de esos cubos se realizará por una persona que trabaje habitualmente dentro de la zona de cuarentena. Una vez se haya quitado el equipo de protección, dejado la vestimenta en los cubos correspondientes y calzado los zapatos de uso dentro de la residencia, pasará al otro lado de la puerta y deberá tener preparados unos guantes para colocárselos y cerrar las dos bolsas evitando tocar la parte interior de las mismas y desinfectando la parte exterior antes de retirarlas.
  • Aunque las mascarillas están pensadas para utilizarse una sola vez, ante la situación actual cada vez son más las instituciones que están planteando sistemas de reutilización de éstas, aunque no hemos encontrado publicaciones científicas que aborden este aspecto todavía. La Universidad de Standford, ha evaluado la resistencia  de las mascarillas N95 a diversos sistemas de esterilización: Can N95 facial Masks be used after disinfection? and how many times? Concluyen que este tipo de mascarillas, soportan 20 ciclos de 30 minutos de calor seco a 75ºC, condiciones suficientes para inactivar el virus según Chin et al  (12).  Insisten en que no se deben utilizar hornos domésticos para ello, debido al riesgo de contaminación cruzada con alimentos.  La Universidad de Delft ha comprobado la resistencia al autoclavado de las mascarillas FPP2 durante 15 minutos a 121 ºC durante 5 ciclos. El Center for Disease Control de EEUU también publica en su página una comparativa de diversos sistemas de descontaminación de las mascarillas: Decontamination & Reuse of Filtering Facepiece Respirators.



6. BIBLIOGRAFÍA

  1. Zou L, Ruan F, Huang M, Liang L, Huang H, Hong Z, et al. SARS-CoV-2 Viral Load in Upper Respiratory Specimens of Infected Patients. N Engl J Med. 2020;382(12):1177-9.
  2. Pan Y, Zhang D, Yang P, Poon LLM, Wang Q. Viral load of SARS-CoV-2 in clinical samples. Lancet Infect Dis. 2020;20(4):411-2.
  3. To KK, Tsang OT, Leung WS, Tam AR, Wu TC, Lung DC, et al. Temporal profiles of viral load in posterior oropharyngeal saliva samples and serum antibody responses during infection by SARS-CoV-2: an observational cohort study. Lancet Infect Dis. 2020.
  4. Wolfel R, Corman VM, Guggemos W, Seilmaier M, Zange S, Muller MA, et al. Virological assessment of hospitalized patients with COVID-2019. Nature. 2020.
  5. Day M. Covid-19: identifying and isolating asymptomatic people helped eliminate virus in Italian village. BMJ. 2020;368:m1165.
  6. Day M. Covid-19: four fifths of cases are asymptomatic, China figures indicate. BMJ. 2020;369:m1375.
  7. Pittet D, Allegranzi B, Boyce J, World Health Organization World Alliance for Patient Safety First Global Patient Safety Challenge Core Group of E. The World Health Organization Guidelines on Hand Hygiene in Health Care and their consensus recommendations. Infect Control Hosp Epidemiol. 2009;30(7):611-22.
  8. Siddharta A, Pfaender S, Vielle NJ, Dijkman R, Friesland M, Becker B, et al. Virucidal Activity of World Health Organization-Recommended Formulations Against Enveloped Viruses, Including Zika, Ebola, and Emerging Coronaviruses. J Infect Dis. 2017;215(6):902-6.
  9. Kratzel AT, D; V’kovski, P.; Steiner, S.; Gultom, M.L.; Thao, T.T.N.; Ebert, N.; Holwerda,M.; Steinmann, J.; Niemeyer,D.;. Efficient inactivation of SARS-CoV-2 by WHO-recommended hand rub formulations and alcohols. https://doi.org/10.1101/2020.03.10.986711 2020.
  10. OMS. Consejos sobre la utilización de mascarillas en el entorno comunitario, en la atención domiciliaria y en centros de salud en el contexto del brote de nuevo coronavirus (‎2019-nCoV)‎: directrices provisionales, 29 de enero de 2020 2020 [Available from: https://apps.who.int/iris/handle/10665/330999.
  11. Van Doremalen N, Bushmaker T, Morris DH, Holbrook MG, Gamble A, Williamson BN, et al. Aerosol and Surface Stability of SARS-CoV-2 as Compared with SARS-CoV-1. N Engl J Med. 2020.
  12. Chin AC, J.; Perera, M.; Hui, K.; Yen, H.L.; Chan,M.; Peiris, M.; Poon, L.;. Stability of SARS-CoV-2 in different environmental conditions. https://www.medrxiv.org/content/10.1101/2020.03.15.20036673v2. 2020.
  13. Kampf G, Todt D, Pfaender S, Steinmann E. Persistence of coronaviruses on inanimate surfaces and their inactivation with biocidal agents. J Hosp Infect. 2020;104(3):246-51.

Si tienes dudas o sugerencias de mejora, puedes plantearlas en este formulario de contacto.

Contacto

  • Le informamos que los datos de carácter personal proporcionados a través del presente formulario, serán tratados por APRENDE CON DANIO como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicitamos es la de la prestación del servicio que solicite en el presente, y en su caso, el envío de comunicaciones comerciales que pudieran ser de su interés. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Le informamos que los datos facilitados estarán ubicados en los servidores con medidas de seguridad según la Ley 3/2018 de Protección de Datos y Garantías y Derechos Digitales (LOPDGDD) Usted, como interesado podrá ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, así como el de portabilidad, limitación y retirada, utilizando los formularios habilitados que disponemos para ellos o email a info@aprendecondanio.com, así como el derecho de presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en  nuestra Política de privacidad Marque la casilla, si desea recibir información sobre nuestros productos y/o servicios.

Cómo prevenir contagios de coronavirus en residencias de ancianos.

Para prevenir contagios de la COVID-19, en residencias de la tercera edad es importante: 1. Asegurar que el personal que trabaja en la residencia no sea portador de la enfermedad mediante analíticas. 2. Respetar unos protocolos de entrada y uso de EPIs 3. Separar a los residentes contagiados en cuarentenas convenientemente habilitadas y con unos protocolos de trabajo que eviten la dispersión del agente por el resto de la residencia 4. Seguir unas pautas de limpieza y desinfección adecuadas para inactivar el virus. En nuestra página encontrará consejos de bioseguridad detallados basados en las barreras sanitarias utilizadas en animalarios de centros de investigación.

 

2 comentarios en “Consejos de bioseguridad frente al coronavirus para Residencias de la Tercera Edad”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This